El precio de seguir a Cristo.


Sed De Dios

Existe una corriente de pensamiento, que quizás es mayoritaria en la sociedad occidental actual, que dice que aceptarse a uno mismo y a los demás con sus ideas y formas de vida es algo imprescindible a la hora de desarrollar una autoestima equilibrada y por ende funcionar en la sociedad de una manera responsable. Las personas que no se aceptan a sí mismas son consideradas por demás individuos como personas intolerantes o arcaicas, como provenientes de otro mundo.

Es curioso que ante esta idea de la aceptación tan generalizada en la sociedad de hoy en día Jesús planteo otra distinta, pero indispensable, en la Palabra de Dios.

Si alguien quiere venir en pos de mí nieguese a sí mismo, tome su cruz y sígame” Lc. 9:24

La imagen que Jesús emplea aquí para ilustrar el acto de obedecerle y seguir sus mandamientos en la relación Maestro/Discípulo, muchos discípulos…

Ver la entrada original 1.368 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s