Una relación personal.


Cuando definimos una relación personal, una relación entre dos personas, algunas palabras nos vienen de inmediato a la mente: confidencialidad, intereses mutuos, amor, tiempo juntos, conversaciones, etc. 

Pero cuando pensamos en nuestra relación con Dios muchas veces no usamos estos términos para definirla. Quizás porque no es alguien a quien podamos ver, tocar, o mirar a los ojos mientras hablamos con él. Pero la verdad es que si vamos a la Biblia podemos ver claramente que el interés que Dios tiene en buscar una relación personal con nosotros.

 “Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?Gn 3:8-9

En el huerto del Edén la Biblia nos dice que Dios andaba y era oíble por Adán y Eva. Había una relación directa entre esas personas porque Dios llamaba al hombre había una comunicación fluida. Por eso Dios se extraña cuando el hombre se esconde, porque lo normal era que él lo llamase y la primera pareja respondiese.

Esto ocurrió al principio de la existencia humana por eso podemos decir que una de las razones de nuestra existencia sobre la tierra es tener una relación personal con Dios.

Pero hubo algo que rompió esta relación cara a cara que Adán y Eva tenían con Dios. Esto fue el pecado, el pecado hizo de los seres humanos se escondieran de su creador, por la vergüenza de estar desnudos. Pero Dios no se quedó de brazos cruzados.

 “Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.” Is. 43:1

 A pesar del rechazo del hombre, Dios reclama su derecho de creador sobre nosotros, somos suyos, el es nuestro Señor. Él nos creo (v. 1), él nos cuida (v. 2) y está dispuesto a todo por nosotros (v. 3).

En muchas ocasiones podemos pensar en Dios como un ser lejano que está en el cielo rodeado de ángeles que le sirven constantemente, sin preocuparse por lo que pasa aquí abajo. O como una persona mayor enfadada, rencorosa por la desobediencia de su pueblo. Pero este texto nos lo presenta como un padre desesperado que está buscando el amor de su pueblo. Dios es una persona que nos busca, no nos odia, ni nos ignora, nos quiere y quiere estar con nosotros.

¿Pero como podemos tener una relación con él, si él es Dios todo poderoso? Dios no puede entendernos ni comprendernos.

 “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.” Hb. 4:15

Jesús no sólo nos entiende porque es Dios y lo sabe todo, no sólo tiene un conocimiento intelectual de nuestra situación sino que tiene también un conocimiento experimental. Dios nos entiende cuando somos tentados porque él también lo fue. Dios nos entiende cuando amamos porque él también amó. Dios nos entiende cuando lloramos  porque él también lloró.

¿Cómo es esta relación?

Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.Jn. 15:14-15

La palabra que usa Jesús no es siervos sino amigos. Dios nos llama sus amigos. Pero la condición está clara “… si hacéis lo que yo os mando…” suena a chantaje pero es real. Sólo podemos tener una relación personal con Dios, cercana y amigable si obedecemos sus palabras, si seguimos sus mandamientos. Si oramos, leemos la Biblia, si tenemos comunión los unos con los otros, si seguimos su estilo de vida.

Esto es una maravilla, tener un Dios que se molesta en buscarnos, que nos ama y nos entiende. Debe hacernos reflexionar en lo más importante de la parte que menos nos gusta “hacer lo que él dice”. Porque es la única manera de tener una relación personal con Dios.

Un comentario en “Una relación personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s