Descansar en la justicia de Dios.


Una de las bases más importantes de una sociedad es la justicia. Ulpiano que fue un jurista romano describió los principios que debían regir la justicia como “vive honestamente, no hagas daño a nadie y da a cada uno lo suyo” este concepto ha pervivido hasta nuestra época donde la justicia es necesaria para el correcto funcionamiento de la sociedad en general. Sin justicia es muy difícil convivir, porque no hay más inseguridad que lo opuesto, que la injusticia.

Mt. 11:28Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

La injusticia es un mal que puede anclarse en nuestra vida y mutar para convertirse en

Representación simbólica de la justicia.

rencor y odio hacia las personas que nos han hecho esta injusticia. Por eso Jesús nos llama a descansar en él, este descanso nos es físico sino más bien psicológico.

¿Pero porque podemos descansar en Dios? ¿Es justo dejar de lado una injusticia porque

Dios nos lo pida?

1. Podemos descansar en la justicia de Dios porque esta siempre llega (Salmo 37:1-4). Una de las características de la relación de Dios con su pueblo es la paciencia y la idea de proximidad. Paso con el pueblo de Israel y la promesa del Mesías. Nos pasa a nosotros a la iglesia con la promesa de la segunda venida, Dios no nos dice cuando, pero nos recalca que está próximo. Con la justicia de Dios pasa algo parecido. Podemos haber sufrido una situación de injusticia en nuestra vida y puede parecer que Dios no actúa que está en silencio y que permite que esta justicia se produzca, casi puede parecer culpable por omisión, pero David dice que no nos impacientemos, que no tengamos por tardanza esta justicia de Dios. En este caso es por culpa de una persona o personas, malignos los llama. Nos dice que no tengamos envidia de ellos porque pronto, y aquí vemos la idea de proximidad, serán cortados.

Dios no da justicia inmediata sino justicia a su debido tiempo. Por eso nos es necesario no impacientarnos sino confiar que llegado su tiempo Dios hará justicia.

2. Podemos descansar en la justicia de Dios porque no hay ninguna injusticia que le sea oculta (Sal. 37:12-15). El pecado o más bien la tentación vienen con el envoltorio de que el algo que nadie sabrá, que se podrá disfrutar en secreto sin que sea haga público. Aquí se nos plantea a Dios riéndose de los planes de los malvados mostrándonos su posición de autoridad por encima del genero humano y de sus planes. Dios se ríe porque da igual lo que planeé el hombre al margen la voluntad de Dios sólo se hará lo que Dios quiera hacer. Él decide. (Gá. 7:8-9)

Descansar en la justicia de Dios también es un esfuerzo de mansedumbre, porque quizás lo que a nosotros nos parece una injusticia a Dios no se lo parece porque Él ve lo que hay en el interior de cada uno de nosotros y de la misma forma que cuando estamos en un juicio las dos partes han de aceptar el veredicto del juez, nosotros en nuestra vida debemos aceptar el veredicto del Juez perfecto.

3. Podemos descansar en la justicia de Dios a pesar de las aparentes derrotas. (Sal 37:16-17) En los varemos de la sociedad que nos rodea en muchas ocasiones los hijos de Dios salimos derrotados. Porque son varemos que fomentan la injusticia, el que más tiene, el que más gana, el más rápido el más ambicioso. El mejor. Y no hay nada de malo en ser el mejor, es más la Biblia nos ofrece un llamado a la excelencia a hacer lo que hacemos de la mejor manera posible. Pero el texto ya nos da una pista de como se ha logrado este éxito “las riquezas de muchos pecadores” evidentemente son riquezas conseguidas de una manera pecaminosa, no agradable a Dios.

Puede ser un ascenso en el trabajo, puede ser una mejor nota en un examen, una relación de amistad, otra persona haciendo una injusticia nos adelanta y nosotros que hacemos lo correcto nos quedamos atrás.

A pesar de esta injusticia el hijo de Dios puede descansar, no solo porque su conciencia esté tranquila o porque los demás reconozcan la injusticia sino porque Dios lo sostiene.

Rom. 8:33-35 Nada puede separarnos del amor Dios, nada puede hacernos caer cuando él nos sostiene. Por eso podemos descansar porque nada puede separarnos del él. Por eso es mejor quedarnos con lo poco del justo que las riquezas de los pecadores porque este poco se tiene en la seguridad de Cristo, el lugar donde no podemos ser movidos.

4. Como descansamos en la justicia de Dios debemos defenderla (Sal. 37:30-31). No nos hace falta irnos a un país tercermundista para ver injusticias. En nuestro día a día en la sociedad que nos rodea se producen injusticias todos los días. Desde personas mayores abandonadas por sus familias, pasando por familias donde hay malostratos, personas que han trabajado toda su vida y ahora con la crisis todos los miembros de su familia están en el paro, no son cosas tan extrañas y la iglesia no puede ser ajenas a ella, los cristianos no debemos ser ajenos a ella. Debemos defender la justicia de Dios. Muchas veces pensamos que nuestros papel en la sociedad está limitado a predicar el evangelio, llegamos decimos que Dios ama a la humanidad, que hay que arrepentirse, oramos y nos vamos. Pero la función de la iglesia va mucho más allá debemos defender los principios morales de la Biblia allá donde estemos. Debemos proclamar con nuestra boca la sabiduría de Dios y que nuestra lengua hable su justicia. En todos los ámbitos de la sociedad. Porque la Biblia tiene mucho que decir en la sociedad en que vivimos.

Pero la única manera de defender la justicia de Dios es conociendo esta justicia “la ley de su Dios está en su corazón”. La única manera de defender la justicia de Dios es empapándonos de su palabra, de su ley, de sus mandamientos, de sus promesas, de sus bendiciones.

Prv. 7:1-5 El autor de proverbios liga el buen uso de la sabiduría, conocimiento puesto en práctica, con atesorar los mandamientos del padre, de Dios. Aquí entra la tarea del cristiano de conocer a Dios, conocer su palabra, sus mandamientos y sus promesas.

Sólo cuando nos llenamos de la Palabra de Dios está puede salir por nuestra boca, porque cuando atesoramos en el cofre de nuestro corazón podemos echar mano de ello en el momento de dificultad. Pero cuando no atesoramos y llega la prueba y vamos a echar mano ¿que encontraremos? nada.

5. Podemos descansar en la justicia de Dios porque al final nos espera una vida eterna con Él (Sal. 37:34). Esta es la mayor promesa que tenemos, vivimos en un mundo injusto donde pasan cosas injustas, pero llegará el día en que Dios eliminará toda esa injusticia, cuando sean destruidos los pecadores. Entonces heredaremos la tierra.

Pero el salmista pone dos condiciones, esperar en Dios y guardar su camino. Volvemos a ver alguna de las ideas que habíamos visto en un punto anterior. Pero este esperar y guardar su camino se resumen en una palabra perseverar. Mt. 10:22 mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.” Jesús mismo reconoce que una de las cualidades de alguien que es verdaderamente salvo es que persevere, que se mantengan en la fe hasta el final. De la misma forma debemos permanecer en su justicia, esperando en Dios.

Es muy difícil esperar en Dios cuando sufrimos una injusticia en nuestra vida, sobre todo si el que se sale con la suya parece nos sufrir el castigo de Dios que nosotros creemos que se merece. Satanás usa esas circunstancias para poner en nosotros la semilla de tomarnos las justicia por nuestra cuenta. Pero que bueno es descansar Dios, poder exponerle delante de él nuestra causa, como delante de un juez, pero sabiendo que nuestro juez el un juez justo y perfecto y dejar que él tome la decisión que crea más oportuna sabiendo que si descansamos en Él y perseveramos hasta el final como dice el salmo 23

En la casa de Jehová moraré por largos días”  Sal. 23:6

Un comentario en “Descansar en la justicia de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s