Bendecidos por Su sabiduría


Texto: Prv. 3:13-20

Los términos sabiduría e inteligencia van unidos en este texto, son dos términos que pueden parecer sinónimos, pero no lo son. Comparten el origen, la sabiduría e inteligencia que leemos aquí provienen de Dios, hay que diferenciarla de otra sabiduría, la sabiduría humana (1ª Cor. 1:19-21). El término sabiduría se refiere a la capacidad en conocimiento y habilidad para tener éxito en la vida. En esencia, la sabiduría es más práctica que teórica. Mientras que la inteligencia es la capacidad de entender y conocer. No son sinónimos pero sabiduría e inteligencia son términos complementarios, la inteligencia sin sabiduría se queda en una mala anécdota, muchas veces vemos ejemplos de personas inteligentes, con oportunidades, pero que no son sabias para usar esa inteligencia y fracasan. Ambos términos suelen ir juntos: Pr. 4:7; Job 28:28 “Y dijo al hombre: He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, Y el apartarse del mal, la inteligencia. ”

Esta sabiduría hay que buscarla (v.13).

El versículo 13 nos habla de algo que se halla y se obtiene, dándonos la idea de la importancia de la búsqueda de la sabiduría y la inteligencia. A lo largo de la Biblia vemos esta idea recalcada más de una vez Prv. 8:33 “Atended el consejo, y sed sabios Y no lo menospreciéis.”  Prv. 19:22 “Escucha el consejo, y recibe la corrección, Para que seas sabio en tu vejez.” Dios quiere que recibamos su corrección para llegar a ser sabios y obtener Su sabiduría. ¿Porqué quiere Dios que seamos sabios.? Porque quiere bendecirnos, la primera palabra del versículo. La raíz significa “rodilla”, por lo cual algunos interpretan que la palabra “bendito” se derivó del acto de estar arrodillado adorando o recibiendo una bendición de él. En la mentalidad hebrea, al hablar de bendición se pensaba en un acto mediante el cual la persona recibía poder para obtener éxito, prosperidad, fecundidad, longevidad, etcétera.

Esta sabiduría es de gran valor (v.14-15).

La sabiduría y la inteligencia no son sólo valiosos en si mismos sino que sus frutos son valiosos también, crecen, producen ganancias, y estas ganancias, no materiales, las compara con las ganancias materiales del oro y la plata. No es casualidad que el autor los compare con oro y plata puesto que estos son materiales que hay que esforzarse por sacar de la mina, son materiales que tienen que pasar por el fuego para poder quitarle la escoria y dejar el material puro, luego hay que moldearlo para que coja la forma que se desea. La sabiduría y la inteligencia son cualidades complicadas de encontrar, necesitan ser probadas con fuego, con pruebas, con dificultades, necesita ser moldeada, es un proceso, moldeadas mediante consejos y correcciones  Prv. 19:22 “Escucha el consejo, y recibe la corrección, Para que seas sabio en tu vejez.” El oro y la plata no sólo tienen valor monetario sino que tienen valor social, era una distinción de clase. De la misma forma que para la gente de la sociedad, la persona importante era la persona que tenía oro y plata, para nosotros la persona importante debería ser aquella que tiene sabiduría de Dios.

El v.15 nos dice que la sabiduría es más preciosa que las piedras preciosas, Ap. 21:19 “y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa.” Este versículo de Apocalipsis no cuenta como será la nueva Jerusalén, los cimientos del muro tendrás piedras preciosas, así es la sabiduría para el que la alcanza, son cimientos firmes y preciosos sobre los cuales edificar

La sabiduría ayuda a disfrutar la vida en Cristo (v.16-18) 

En el versículo 16 vemos una humanización de la sabiduría a la cual en su mano derecha tiene largura de días, mayor número de días. Esto nos trae la idea de que seguir los consejos de Dios alarga la vida es una idea que se repite a lo largo de todo la Biblia Pr. 3:2; Dt. 11:21;

(v.18) En la Biblia encontramos otros dos árboles que daban vida. El árbol de la vida es el que se nos habla en Gn. 3:22. y en Ap. 22:2. Era un árbol que hacía que los que comían de él vivieran eternamente. Las personas que comían de ese árbol no morían, fue la ausencia de ese árbol lo que hizo que el hombre empezara a morir (por eso se nos dice que Dios echó del huerto a Adán y Eva. Para que no comiesen del árbol y viviesen para siempre). La metáfora es la siguiente El símil es sencillo, quien coma del árbol de la sabiduría extenderá su vida.

En la mano izquierda riquezas y honra. Estas riquezas, a veces pueden ser materiales, en la Biblia tenemos el ejemplo de Job, quien sufrió penurias y a pesar de eso se mantuvo firme. “Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job” (Job. 42:4). Pero siempre que son espirituales. “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos” (2ª Cor. 8:9) “a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria” (Col.1:28). Dios extiende sus riquezas a todos sus hijos.

En el v.17 camino en la Biblia es sinónimo de vida cotidiana, este versículo no nos dice que no habrá problemas sino que Dios estará con nosotros haciendo lo deleitoso. Es curioso que habla de veredas y no de caminos. Veredas nos da la idea de camino estrecho, donde sólo pasan personas. Juntando estas dos metáforas podemos ver como la sabiduría de Dios nos ayuda a andar en paz incluso en los caminos más estrechos donde hay más tensión. Además recalca la frase con TODAS, no solo hay paz en algunas veredas sino en todas.

Dios ejemplo de uso de la sabiduría (v.19-20). 

Después de un texto donde nos explica porque es buena para el ser humano la sabiduría y la inteligencia, aparecen dos versículos donde podemos ver que la sabiduría y la inteligencia vienen de Dios. Él las uso para formar la tierra y para afirmar los cielos. Esta unión de sabiduría e inteligencia lleva a ciencia de Dios la que hicieron que el océano primigenio se separara formando los continentes. También esa ciencia permite que llueva.

¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría; La tierra está llena de tus beneficios.” (Sal. 104:24) Dios es ejemplo, por el buen uso de la sabiduría, sus frutos, como veíamos en el v14, son muy valiosos. Y sus obras llevan bendición.

Que la sabiduría de Dios inunde nuestra vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s