Rechazados


     Hoy vamos a meditar en un texto muy conocido del evangelio, en donde vamos a ver la historia de Jesús y el endemoniado gadareno, o los endemoniados gadarenos, dependerá del evangelio en que lo leamos. Y me gustaría que meditásemos en como valoramos la vida de los demás. ¿Qué estamos dispuestos a renuncias por amor a nuestros hermanos de la Iglesia?¿Estamos dispuestos a que nos rechacen por nuestra forma de pensar?
Mc. 5:1-20; Lc. 8:26-39; Mt. 8:26-39.
 
         “Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos. 2Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo, 3que tenía su morada en los sepulcros, y nadie podía atarle, ni aun con cadenas. 4Porque muchas veces había sido atado con grillos y cadenas, mas las cadenas habían sido hechas pedazos por él, y desmenuzados los grillos; y nadie le podía dominar. 5Y siempre, de día y de noche, andaba dando voces en los montes y en los sepulcros, e hiriéndose con piedras. 6Cuando vio, pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él. 7Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes. 8Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo. 9Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos. 10Y le rogaba mucho que no los enviase fuera de aquella región. 11Estaba allí cerca del monte un gran hato de cerdos paciendo. 12Y le rogaron todos los demonios, diciendo: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos. 13Y luego Jesús les dio permiso. Y saliendo aquellos espíritus inmundos, entraron en los cerdos, los cuales eran como dos mil; y el hato se precipitó en el mar por un despeñadero, y en el mar se ahogaron.
14Y los que apacentaban los cerdos huyeron, y dieron aviso en la ciudad y en los campos. Y salieron a ver qué era aquello que había sucedido. 15Vienen a Jesús, y ven al que había sido atormentado del demonio, y que había tenido la legión, sentado, vestido y en su juicio cabal; y tuvieron miedo. 16Y les contaron los que lo habían visto, cómo le había acontecido al que había tenido el demonio, y lo de los cerdos. 17Y comenzaron a rogarle que se fuera de sus contornos. 18Al entrar él en la barca, el que había estado endemoniado le rogaba que le dejase estar con él. 19Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti. 20Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban.”
 
Para contextualizar un poco.
       Los gadarenos eran habitantes de gadara que era una de las 10 ciudades que formaban la conferencia llamada Decápolis. Eran ciudades sirias y otras fundadas por griegos de la época de Alejandro Magno. Asociadas para defenderse de los ataque provenientes de los países más orientales. El historiador Plinio da los siguientes nombres de ciudades:  Damasco, Filadelfia, Rafaná, Escitópolis, Gadara, Hipo, Dión, Pela, Gerasa y Canatá. Eran gentiles. Por eso se entiende que apacentaran cerdos animal impuro para el pueblo hebreo. Por eso se entiende que no conocieran a Jesús ni a su ministerio, pues la Palabra nos recalca varias veces que la fama de Jesús se extendía (Lc. 5:15). 
 
       La historia de el endemoniado gadareno es una historia que va más allá de una vida cambiada, va más allá que un acto de misericordia de un Dios bueno. En esta historia vemos rechazo, miedo, amor
 
       Los demonio que estaban dentro del hombre conocen la autoridad de Jesús, saben quien es (v.7) y saben que no tienen nada que hacer, que van a tener que salir. La frase es para la reflexión profunda “te conjuro por Dios” conjurar es rogar encarecidamente, aquí vemos a un demonio rogar encarecidamente por Dios. Reconociendo dos autoridades, una la de Jesús, directa, y otra indirecta la de Dios Padre como ser superior de ambos. Este versículo nos habla sobre los enemigos de Dios reconociendo Su poder y autoridad.
 
       Este demonio pide salir e ir a un hato de cerdos. Este hato de cerdos se precipita por un barranco matando a los cerdos, una pérdida económica muy importante. Los que cuidaban a los cerdos se asustan y se van a avisar a los del pueblo. Cuando llega la multitud se encuentra la siguiente escena Jesús, el que era endemoniado a su lado en su juicio cabal. Y tienen miedo. Normal, han visto la transformación del hombre pasar de dormir en tumbas a una situación normal. Ellos nos fueron capaces de atarlo con cadenas Jesús lo tenía sentado a su lado, normal que tengan miedo. Pero en vez de valorar lo positivo de estar sano, valoraron más la pérdida económica que habían tenido.
Y esta es la idea que me gustaría meditásemos, ¿Cuanto vale la vida de una persona para nosotros? A Jesús valorar la vida de este endemoniado, apreciarla, restaurarla, le costó que lo echaran de esa zona (v.17), no es bonito que te echen de ningún lado, por muy buenas palabras que usen. Le costó la oportunidad de hablar las buenas nuevas a mucha gente. Pero valoró más la vida de esta persona. 
       Los habitantes gadarenos tuvieron miedo y ante la imagen evidente de la mejora de una persona por la que ellos mismo se habían preocupado (v.3-4) valoraron más la pérdida económica que resultó de la muerte de los 2000 cerdos.
¿Cómo valoramos la vida de las personas que nos rodean?
 
       Mt. 9:35-36 “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.”
¿Cuando caminamos por las calles vemos así a la gente?¿Valoramos que son personas perdidas?¿Qué se van al infierno?, estamos dispuestos a que nos rechacen por intentar restaurarles hablándoles del evangelio. Estamos dispuesto a que nos pidan amablemente que nos callemos o que nos marchemos. ¿Estamos dispuestos a ser los raros en nuestros trabajos o nuestros estudios? o nos callamos por no molestar, o pensando que no nos van a escuchar. 
 
       No es complicado ver a lo largo de la escritura que por identificarnos con Dios, con Jesús, con su evangelio vamos a ser rechazados por algunas personas, incluso perseguidos en algunas circunstancias. No entendidos en muchas. Pero también es bonito ver que aunque nos rechacen Dios hace su obra. Aunque la gente rechace el evangelio, incluso de la boca de Jesús, Dios hace su obra. v. 18-20. Vemos como la gente rechazó a Jesús, pero el ex-endemoniado predica no sólo en Gadara sino tb en toda decápolis.
 
       Filp. 1:21-26 “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger.Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor;pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros.Y confiado en esto, sé que quedaré, que aún permaneceré con todos vosotros, para vuestro provecho y gozo de la fe,para que abunde vuestra gloria de mí en Cristo Jesús por mi presencia otra vez entre vosotros.” Aquí vemos la actitud de Jesús reflejada en Pablo, 
 
       En este texto vemos esta actitud que tenía Jesús reflejada en Pablo. Pablo estaba dispuesto a renunciar a algo que estaba deseando por amor de los filipenses. Este es el amor que debería dominarnos. Estos dos pasajes son pasajes que nos hablan de dos contextos distinto. Jesús habla sobre evangelización. Predicar las buenas nuevas. Pablo nos habla dentro de la Iglesia, amor por los hermanos, pero la pregunta, la idea, es la misma. ¿Valoramos la vida de los que nos rodea? ¿Estamos dispuestos a gastar tiempo y esfuerzos en hacer como Jesús y predicar el evangelio, estamos dispuestos a gastar tiempo y esfuerzos en trabajar para la Iglesia de Cristo, para sus hijos?.

       Que Dios no ayude a saber negarnos a nosotros mismos, a arriesgarnos a ser rechazados por otros, para hacer su voluntad.

       Amen.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s